Peñon de Ifac

332 msnm. Parque Natural desde 1987. Roca colosal, icono inconfundible. Es tal vez el enclave más conocido del litoral alicantino. Con solo 53 hectáreas de superficie, constituye uno de los espacios protegidos de menor extensión y uno de los más visitados. La riqueza de su patrimonio histórico junto a la singularidad de su flora, que incluye importantes endemismos, justifican su importancia. Hacia el SO permite distinguir Sierra Helada, Puig Campana, Ponoig e incluso el Cabeçó d’Or. Hacia el interior destaca Oltà y el poderoso perfil de Bernia. Y hacia el NE ofrece magníficas vistas del litoral hasta el Cap d’Or, el Puig de la Llorença y el Montgó.